Visite nuestro patrocinador

Tu diario. Libertad de expresion

Su opinión Patrocinadores Normas Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca usuarios en línea • Dom. 25 de Ago. de 2019

El ruso

José Ignacio Crespo de Lucas. 10.07.10 

Como tal le conocíamos en el módulo 2, aunque supongo que podía ostentar la nacionalidad de cualquiera otro de los países del noreste de Europa. Hermético, silencioso, minucioso, pasaba su tiempo de patio entrenando, corriendo, estirando. Muy joven, rubio, estilizado, debajo de su torpe aliño indumentario de preso podía adivinarse una musculatura flexible, adiestrada para todas las modalidades deportivas, todos los territorios, cualquier despeñadero...si no fuera porque se me aparecía como una misión imposible, habría jurado que aquel tipo esquinado y monosilábico se preparaba para escalar el muro/ los muros que le separaban de la libertad. Te lo dije, Manolo, este tipo no me gusta, sólo se dirige a tí para pedirte tabaco:"un cigarro, tío", con ese acento de hielo.

Nosotros salimos en diciembre, dos meses después nos contaron que había machacado a varios funcionarios cuando descubrieron que andaba intentando fugarse. No me gustaba aquel tipo, Manolo, no era   trigo limpio, no se relacionaba con nadie, incluso me pareció que miraba al resto por encima del hombro. cuando me contaron o leí que andaba serrando barrotes y repartiendo tantarantanes entre los funcionarios, concluí que no andaba bien de la cabeza o estaba muy desesperado, como ya presagiaba cuando le veía en el patio, tan solitario como reconcentrado. Nunca supimos los presuntos delitos que le habían conducido hasta allí, pero por su prolongada estancia como preventivo dedujimos que no era por robar en unos grandes almacenes... probablemente alguien se equivocó al clasificarle ( perdón, si no era penado no podía haber clasificación). Bien, entonces alguien no vio que, aunque preventivo, aquel tipo necesitaba un 96 del reglamento penitenciario, no lo sé, ya digo que nosotros desconocíamos su historial, pero ya digo que algo no olía bien. Este tipo de sujetos perjudican a la comunidad, quebrantan la confianza y fuerzan la adopción sobrevenida de medidas extraordinarias de vigilancia y control que no hacen sino perturbar la "normalidad carcelaria". No será el último caso. 
Esta noticia ha recibido 2788 visitas       Enviar esta noticia




<-Volver
Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los malagueños a expresar sus opiniones en este periódico digital.
Guadalhorce.net no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor.

Envíe su artículo o carta a:
redaccion@guadalhorce.net


guadalhorce.net
Periódico Independiente
Málaga

Depósito Legal:
MA - 1.023 - 2000

Andalucía Comunidad Cultural S.L.
Servidor de Internet

Director: Alejandro Ortega
Fundador: Federico Ortega

952 410 658
678 813 376
contador
visitas desde nov. 1998