Visite nuestro patrocinador

Tu diario. Libertad de expresion

Su opinión Patrocinadores Normas Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca usuarios en línea • Jue. 14 de Nov. de 2019
Al Cenachero le han robado el otro cenacho
Lydia Tapiero Eljarrat. 20.02.15 
Málaga tiene su propia balanza con olor a fresco y a mar. Muestra con orgullo su icono, nacido de un pasado de humildad y fortaleza. Y es que la estatua de El Cenachero sigue pregonando sus boquerones y yo me engaño creyendo que le escucho. Busco sus comienzos y me adentro en la Málaga del siglo XIX. La ciudad encendida con chimeneas, que funden el acero a la velocidad del progreso. Es la época de la bonanza, de los burgueses, de la construcción de hoteles y villas. Me parece escuchar que el tren se acerca, el jefe de estación también lo ha notado, se acomoda la gorra roja y consulta su reloj de cadena. La fábrica de hilados y tejidos está en auge, como las olas de la economía que golpean la costa y entran dejando el olor marino. Los Loring enriquecen la ciudad con obras de arte de todo el mundo. Estamos en la ciudad rebelde, la ciudad de la justicia que termina con el reinado de Isabel II e impone la democracia. Y fue en esa época de auge y prosperidad donde nació el Cenachero, en un certamen poético y pictórico. Leoncio Talavera perpetua al vencedor: la pintura de un Cenachero joven, con la cabeza alta, hacia atrás, pregonando su mercancía como si esta fuese tan valiosa como su vanidad. El pueblo ha hablado y a pesar de las otras muchas glorias de Málaga, la imagen de orgullosa humildad se convirtió en un icono de la ciudad.

 El bocinazo de la intolerancia de un camión me lanza al presente, y me pregunto cual sería el Cenachero de nuestros tiempos. ¿Quién podría representar a Málaga tanto como los miles de parados que visten o se esconden entre sus calles? Este Cenachero estaría encorvado, con la mirada fija en el suelo y con la palabra vergüenza escrita en la frente. Una vergüenza que no les pertenece a ellos sino a los otros cientos de ladrones que empobrecen los bolsillos, el alma y generaciones de luchadores que han sido derrotados por la avaricia. No puedo sino imaginarme manos de oro metiéndose en los bolsillos de gente de a calle, con violencia, desgarrando las tela con uñas de cuchillas para que no se puedan hilar. Cuando paseo, miro hacia la derecha, hacia la izquierda, hacia adelante y sobre todo hacia atrás. He cosido los bolsillos. No me importa que se enfríen las manos. A veces me rio, o lloro, al pensar que protejo mi casa con hilo de coser.

 Me dirijo a la Plaza de la Marina y me siento bajo la sombra del Cenachero. Leo el título del artículo: 'Málaga se ha convertido en ejemplo de la corrupción político urbanística' por Ignacio San Martín en SER Málaga. Elijo un párrafo:
 'Otro de los casos llamativos en la provincia de Málaga se ha desarrollado en la localidad de Casares (5.600 habitantes), donde fue detenido el ex alcalde de la localidad, Juan Sánchez (IU) acusado de blanquear dinero de la mafia rusa a través de una promoción de viviendas de lujo en esta localidad en la urbanización que da nombre a la operación policial “Majestic”'.
Tengo un mal presentimiento y mis manos temblorosas buscan los bolsillos. La mano izquierda entra en un agujero sin fondo.

Esta noticia ha recibido 4465 visitas       Enviar esta noticia




<-Volver
Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los malagueños a expresar sus opiniones en este periódico digital.
Guadalhorce.net no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor.

Envíe su artículo o carta a:
redaccion@guadalhorce.net


guadalhorce.net
Periódico Independiente
Málaga

Depósito Legal:
MA - 1.023 - 2000

Andalucía Comunidad Cultural S.L.
Servidor de Internet

Director: Alejandro Ortega
Fundador: Federico Ortega

952 410 658
678 813 376
contador
visitas desde nov. 1998