Visite nuestro patrocinador

Tu diario. Libertad de expresion

Su opinión Patrocinadores Normas Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca 8 usuarios en línea • Dom. 22 de Oct. de 2017
Los Populares (2)
Jose Maria Barrionuevo Gil. 30.07.17 
Todos sabemos que “un vaso es un vaso” y que el Espíritu de Ermua es el Espíritu de Ermua, pero no el de Antequera. Siguiendo nuestra opinión, podemos considerar una acción partidista y sectaria el hecho de levantar un monolito a Miguel Ángel Blanco, en Antequera, porque otros gobiernos municipales no han usado el terrorismo para hacer homenajes propagandísticos, pudiendo haberlo hecho, porque cada uno tiene su martirologio particular. Si es por méritos, más se lo merece el concejal socialista de Orio (Vizcaya) Juan Priede Pérez, de 67 años, que fue asesinado el día 21 de marzo del 2002, por el etarra Ignacio Bilbao Goikoetxea, Basur, condenado a 52 años, y que había sido excarcelado por el Ministro Mayor Oreja, del PP, el día 28 de septiembre del 2000, cuando solo había cumplido 17 años en prisión y eso que había demostrado ser muy violento: había amenazado a los jueces y había tenido problemas con otros reclusos en la mismísima cárcel.
Aunque a algunos les venga grande la memoria histórica, tenemos que decir que Rajoy sacó 14 terroristas de la cárcel, Acebes, 23 y Mayor Oreja, 18. Además acercaron 120 presos etarras y todo ello bajo el gobierno de Aznar, el héroe de Las Azores e Irak. Los 55 etarras salieron, porque parece ser que hubo un antes y un después de Ermua y todo con los dicterios siempre preparados contra los socialistas para que no hablaran con ETA, ya que el triunfo debe ser para ellos solitos. 
Y en cuanto a Madrid, deberían haber pedido una pancarta para todas las víctimas, no para la propaganda partidista del PP. Ni España ni Madrid pueden ser un cortijo de la derecha ni un monopolio del PP, aunque tuviera mayoría absoluta, porque ellos mismos dicen que gobiernan y trabajan (¡JA!) para todos los españoles. Ya estamos con los pincha-pincha de siempre. Más respeto y más coherencia, porque no cuesta dinero ni depende de los Presupuestos ni de ínclitas donaciones.
    Se nos puede decir que la muerte de Miguel Ángel fue un hito, y que los españoles se tiraron a la calle en contra de ETA diciendo : “¡Basta ya!”, y que, según se dice,  fue otra marca que se apropiaron, y que si otras no se las podían apropiar, entonces creaban “ex nihilo” la división y el enfrentamiento, ya que querían que solo su dolor fuera publicitario. Además ese sentimiento, que pudo echar a la gente a la calle, también lo vivimos cuando se preparaba la decidida e ilegal “guerra contra Irak” auspiciada por el “Trío de la Azores” que se reía pública y descaradamente de nosotros, cuando millones de  españoles salieron también a la calle, y también en Antequera; pero a estas manifestaciones no les hicieron ni caso y precisamente porque no eran las suyas; consideraron torticeramente que estas manifestaciones eran solamente de un pueblo inculto y rebelde.
    Tenemos que admitir que cuatro ojos ven más que dos; sin embargo, por eso mismo hay que tener mucho cuidado con los populares que pretenden, a todo trapo, que los demás no podamos ver la realidad de esta España, que se nos hunde en la vecindad del miedo por la Ley Mordaza, en las arenas movedizas de la desigualdad galopante, en el pozo artesiano de la ignorancia, que lo va inundando todo, mientras  acuden en tromba al rescate de sus príncipes de la corrupción.
    Tampoco queremos proclamas que son soflamas que se añaden a estos calores del estío. La realidad es distinta de la que nos quieren hacer ver con sus amaños, sus manipulaciones, sus eufemismos, sus mentiras... que ponen en marcha una maquinaria política tendenciosa que es capaz de dejar pequeña a la mismísima maquinaria de la corrupción, que quieren tapar con cortinas de humos varios, a las que quisieran destilarle descaradamente el tufo que se les escapa de las manos.
    La coreografía del partido popular, único en el mundo con sus consabidos mimbres, puso el grito en el Cielo, cuando se trajeron  las tropas de Irak, donde según los mismos populares nunca habíamos estado. No digamos la manipulación hasta del color de los autobuses urbanos de Antequera y otras localidades, que se pintaron de azul PP, nada más entrar a gobernar, hiciera falta pintarlos o no, y con dinero público. Son acaparadores, pero que no se entere la gente.
    No hay nadie tan santo en este país como los populares, pero gracias a las penitencias, eso sí, que pagamos todos los españoles, como para ser canonizados por sus inmisericordes devotos.
josemª
Esta noticia ha recibido 488 visitas       Enviar esta noticia




<-Volver
Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los malagueños a expresar sus opiniones en este periódico digital.
Guadalhorce.net no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor.

Envíe su artículo o carta a:
redaccion@guadalhorce.net


guadalhorce.net
Periódico Independiente
Málaga

Depósito Legal:
MA - 1.023 - 2000

Andalucía Comunidad Cultural S.L.
Servidor de Internet

Director: Alejandro Ortega
Fundador: Federico Ortega

952 410 658
678 813 376
contador
visitas desde nov. 1998